miércoles, 4 de julio de 2007

Sweet Thirties

A medida que pasa el tiempo, cumplir años es un oficio complicado.

Atrás quedan las ilusiones de la infancia, cuando los payasos, los regalos y la fiesta con gorritos eran un motivo justificado de espera anual, atrás también las interminables borracheras de la adolescencia, cuando el happy birthday to you era el magnífico pretexto para embriagarnos con los amigos. Alejadas ya las celebraciones de los veintitantos, cuando la juventud era aún un territorio inexplorado y la madurez una mala palabra.

Conforme los años pasan, las ganas de celebrar un calendario más se van transformando en una cosa distinta de todo lo anterior. Pareciera que uno tiene que esforzarse más en encontrar justificaciones para ser feliz ese día y la depresión está a la vuelta de la esquina, agazapada y lista para lanzarse al cuello al menor descuido melancólico. Nada es ya como lo conocíamos.

Hoy -o mañana, depende del reloj con que lo mires- alguien muy querido cumple treintitrés. Entonces le prometí unas palabras como buen augurio, para subirle el ánimo que andaba bajetón, para decirle que la quiero mucho (aunque no me crea), pero ya ven, estoy escribiendo esto, y es que las cosas muy pocas veces salen como nosotros queremos.

Como sea, le prometí un regalo y se lo dejo. Es el poema "Happy Birhtday" de Mario Benedetti y espero le guste...

¿Cómo será el mundo cuando no pueda yo mirarlo
ni escucharlo ni tocarlo ni olerlo ni gustarlo?
¿cómo serán los demás sin este servidor?
¿o existirán tal como yo existo
sin los demás que se me fueron?
sin embargo
¿por qué algunos de éstos son una foto en sepia
y otros una nube en los ojos
y otros la mano de mi brazo?
¿cómo seremos todos sin nosotros?
¿qué color qué ruidos qué piel suave qué sabor
qué aroma
tendrá el ben(mal)dito mundo?
¿qué sentido tendrá llegar a ser protagonista del
silencio?
¿vanguardia del olvido?
¿qué será del amor y el sol de las once
y el crepúsculo triste sin causa valedera?
¿o acaso estas preguntas son las mismas
cada vez que alguien llega a los sesenta?

ya sabemos cómo es sin las respuestas
mas ¿cómo será el mundo sin preguntas?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas Gracias, Felizmente aun tengo mucho ke preguntar y aunke no lleguen las respuestas, aun me hace una ilusion esperarlas! Un saludo y Un abrazo!

Anónimo dijo...

mmmmm flirteo por la red????..oye hereje no seas duro y paga una llamada telefónica..miserable!!!

Anónimo dijo...

Hereje, dime por favor si el blog de Puñalon esta vigente, me han pasao el yara, que lo van a cerrar por q no se permitiran blogs de publicacion anual. Chino eso es peor que las estadisticas poblacionales del INEI!

la keiner dijo...

un poco cursi no crees?????

Anónimo dijo...

De cuando en cuando lo releo... siempre fue un regalo precioso...