martes, 10 de julio de 2007

Campo de' Fiori



El jueves 19 de febrero de 1600, luego que fuera condenado por el papa Clemente VIII (dijo de él que era un "hereje impenitente, pertinaz, obstinado") Giordano Bruno -desnudo, atado a un palo y amordazado- fue conducido por sus captores -sarta de curas ignorantes- al Campo de' Fiori, en Roma, donde sería quemado vivo, en cumplimiento de una sentencia fruto de un proceso secular ridículo.

El vulgo y los ensotanados llenaban la plaza. El olor próximo a carne quemada los excitaba y enardecía como a las bestias salvajes. Maldecían el nombre del hereje y vitoreaban al verdugo que apiñaba los leños y ramas al pie del condenado. Algunos otros ignorantes oraban en silencio por el alma del infeliz que sufriría tremendo tormento.

El verdugo encendió el fuego y poco a poco el rostro del condenado fue contrayéndose en un rictus de dolor. Sin embargo, y mientras las llamas y el humo ascendían poco a poco, Giordano Bruno tuvo el suficiente coraje -en esos momentos cruciales, definitivos, donde otros muchos hubieran abdicado de sus ideas- como para apartar el rostro ante un crucifijo que uno de sus miserables captores le imponía, como invitándolo a aceptar -por fin- la condena que por sus ideas estaba recibiendo.

Cuando todo pasó, el cuerpo del hereje yacía deformado por el fuego, y sin embargo, en una hermosa paradoja, las ideas que se intentaban desterrar con su muerte, desde ese momento, alcanzaron la inmortalidad.

La iglesia de Roma y de la Inquisición, consumado el crimen, colocó después el siguiente aviso en la plaza:

"Aviso de Roma(19 de febrero de 1600)
El jueves por la mañana en Campo di Fiore fue quemado vivo aquel infame fraile dominico de Nola, de quien se escribió en los antecedentes: herético obstinadísimo, y habiéndose formado a su capricho varios dogmas contra nuestra fe, y en particular contra la SS. Virgen y los Santos, quiso obstinadamente morir en ellos el infame; y decía que moría mártir y de buena gana, y que su alma ascendería con aquel humo al paraíso. Pero ahora Él se entera si decía la verdad."


1 comentario:

pantaleón dijo...

asi lo quemarán a la lenny y al no future,no por herejes, sino por putos..